Listas en Twitter: organizando nuestras fuentes

publicado a la‎(s)‎ 15 may. 2015 11:21 por José Antonio Maldonado B   [ actualizado el 15 may. 2015 16:31 ]
Listas en Twitter - ExpoConsultores
Twitter es un canal muy interesante para mantenernos al día, tanto en el plano particular para leer noticias y saber de nuestras relaciones personales, como en ámbitos corporativos, donde lo usamos para conocer las novedades de marcas, empresas y temas profesionales de nuestro interés.

Seguimos a amigos y familiares, a medios de comunicación y líderes de opinión, a clientes, proveedores y compañeros de trabajo, pero si estamos suscritos a los contenidos de 500, 1000, 2000 personas ¿De verdad sabemos qué publican? ¿Realmente los seguimos o sólo es una expresión?

Vamos a organizarnos

Entre sus herramientas internas, y sorprendentemente poco conocidas, Twitter nos ofrece las listas para clasificar y concentrar los contenidos de las cuentas que nos interesan, válidas incluso si no las estamos siguiendo formalmente, para tener rápido acceso a sus publicaciones.

Estas listas pueden ser públicas, si queremos que sean visibles a todos y que otros usuarios puedan seguirlas, suscribiéndose a ellas; o privadas, cuando preferimos que más nadie sepa qué cuenta está en la lista o las razones que las agrupan.

Al crear una lista le asignamos un nombre y una descripción, además de señalar el carácter público o privado que podemos modificar en cualquier momento. Twitter nos permite tener hasta 1.000 listas en nuestra cuenta, con un máximo de 5.000 personas cada una, así que no es un recurso escaso.

Para añadir un usuario a una lista de Twitter, hacemos clic en un ícono con la silueta de una persona que encontraremos en su página, y allí seleccionamos la opción “añadir a una lista”. Allí mismo podemos crearla y colocar al usuario en varias de ellas a la vez. Obviamente no podremos ver los contenidos de las cuentas marcadas como privadas.

Cómo usar las listas

La utilidad principal de las listas es clasificar, destacar, concentrar y consultar los contenidos de cuentas que – para nosotros – tengan características similares. Así – en cualquier momento – podemos consultar las publicaciones de un grupo particular sin necesidad de estar navegando cronológicamente en un mar de generalidades.

Para uso personal recomendamos hacer listas de familiares, amigos, personalidades sociales, culturales y políticas, además de los medios informativos de nuestro interés.

En el ámbito profesional hacemos listas de clientes, proveedores, profesionales y participantes destacados de un mercado al que ponemos especial atención. También creamos listas de medios y blogs especializados, gremios y cámaras profesionales. A los competidores los incluimos normalmente en listas privadas.

Si hablamos de community management, la gestión profesional de los canales interactivos de una organización, las listas tienen una importancia especial por las facilidades que ofrecen para darle seguimiento al entorno comercial y competitivo, interactuar con influenciadores y miembros de la comunidad, detectar tendencias en el mercado y encontrar contenidos interesantes, dentro y fuera de nuestro propio territorio.

A pesar de la evidente utilidad de esta funcionalidad gratuita, se estima que menos de 5% de las cuentas de Twitter utilizan las listas para clasificar sus fuentes regulares de información.

José Antonio Maldonado B.


Comments