Redes Sociales: entre lo efímero y lo permanente

publicado a la‎(s)‎ 11 ago. 2016 0:39 por Jose Antonio Maldonado B.   [ actualizado el 11 ago. 2016 0:41 ]
Snapchat - mensajes efímeros - Expoconsultores
Por muchos años la comunicación digital se ha caracterizado por la disponibilidad inmediata y eterna de los contenidos publicados, es decir, la capacidad de encontrar, consultar y compartir información que se archiva permanentemente en sitios web y medios sociales.

En ciertos casos esto ha traído inconvenientes a algunas personas y organizaciones, que sienten que sus vergüenzas les persiguen a través de la historia y, ante la imposibilidad de borrarlas de todos los sitios, han optado por pedir a los buscadores que no las muestren, en lo que han llamado el “derecho al olvido”.

Snapchat: líder de los mensajes efímeros

Tal vez situaciones como esas motivaron a Snapchat, una aplicación móvil nacida en 2011 cuya característica diferenciadora es la desaparición programada de los mensajes de sus usuarios, tanto en la modalidad de chat particular, como en dos tipos de publicación: Stories, fotos intervenidas o videos cortos disponibles para ver en un lapso de 24 horas desde su publicación que están disponibles para todos los seguidores autorizados de la cuenta; y los Snaps, que se dirigen a usuarios específicos y se autodestruyen automáticamente después de una o dos reproducciones, en el más puro estilo de las series de espionaje.

En apenas cinco años, Snapchat ha cautivado la atención de las audiencias más jóvenes y se calcula que canaliza 10.000 millones de mensajes diarios de unos 200 millones de usuarios activos al mes. Una cifra nada despreciable si recordamos que Twitter ronda 320 e Instagram va por 400 millones y contando.

Esta propuesta disruptiva ha llamado la atención no sólo de los usuarios, sino de los otros medios sociales que han tratado de imitarla… o de bloquear su éxito. Blackberry intentó introducir mensajes temporales en su aplicación BBM, Microsoft hizo lo mismo con WindUp, y Facebook presentó Slingshot en 2014, permite mensajes que desaparecen en la versión francesa de su Messenger y desde 2015 ofrece la opción de señalar una fecha de eliminación programada para sus publicaciones en las páginas de fans.

Los cambios del verano

Desde junio Snapchat nos dio acceso a Memories, la nueva opción de que permite almacenar y exhibir permanentemente las fotografías que tomamos y compartimos en esa aplicación. Una movida orientada consolidar su audiencia y tal vez atraer a quienes no entienden los mensajes temporales, acercándose más al funcionamiento de plataformas más tradicionales.

Pero la presentación más comentada de la temporada fue la propuesta de Instagram: Se llama Stories y es una réplica de la mensajería efímera de Snapchat, hasta en el nombre. Al parecer es un intento de capitalizar el creciente interés de los usuarios en contenidos que desaparecen y a la vez bloquear el crecimiento de sus competidores. A pesar de su duración limitada, este tipo de comunicación va a dar de qué hablar por largo tiempo.

Cómo aprovechar lo efímero

Al pensar en mensajes de corta vida, muchos quedan deslumbrados por la juventud de los usuarios de Snapchat y pierden de vista las oportunidades de estas plataformas que pueden combinar inmediatez en la comunicación con complementos como geolocalización, personalización, difusión social e interacción local.

Además de las oportunidades publicitarias, la difusión orgánica de contenidos efímeros se utiliza con éxito para compartir escenas “detrás de las cámaras” en la cotidianidad de personalidades y marcas, consejos de líderes profesionales, invitación a promociones y concursos, mostrar procesos de preparación de productos, y compartir los momentos de éxito y emotividad que pueden ser del interés de las comunidades conectadas en redes sociales.

José Antonio Maldonado B.




Comments